hola! bienvenidos

jueves, 20 de noviembre de 2008

Evolucionando

.
.
.
.
En esta vida pasas por varias etapas. Biológicamente, todos los que tengamos la suerte de completar el ciclo, veremos infancia – adolescencia – juventud – madurez – vejez. Las transformaciones físicas aparecen evidentes en todas ellas, si las analizas son similares en todos los mortales y nos acomodamos a ellas con más o menos agrado, pero pienso que los cambios a los que es más dificil amoldarse es a los emocionales.

Vas pasando por etapas en las que la dependencia va dando paso a una cierta autonomía que después de irse desarrollando y afianzando, se viene abajo para volver a ser, poco a poco o de un solo golpe fatal, dependiente de la nueva generación que a su vez está inmersa en el mismo mecanísmo imparable.

Mental y afectivamente también se evoluciona, aunque a algunos apenas se les note. Primero domina el apego materno, luego amplías círculos que después con los años quedarán ostensiblemente reducidos. Puede ser un ejemplo de inteligencia biológica. Si atendemos a lo que decía Pío Baroja: “Sólo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez”.

Las distintas emociones van acompañando estos cambios y se van alternando alegrías y penas, esperanzas y desilusiones, gozos y pesares, serenidad y tensiones, logros y fracasos que para tu alivio piensas que en la próxima etapa te ayudarán a evolucionar con las nuevas experiencias aprehendidas. Digamos que todas las aportaciones, positivas o negativas, las tomas como enseñanzas que te harán “progesar” en un futuro.

Pero en la última etapa tienes que afinar la puntería. En la conclusión de la vida sientes que no puedes permitirte la decepción de descubrir que has puesto tus esperanzas y tu confianza en las personas equivocadas, en alguien que te ha fallado y no cubre ni con mediocridad tus expectativas. Si ves que tu vida se resuelve y no te gusta el resultado que al final tiene el problema... ¡Vaya chasco!... ¡No me gustaría encontarme en esta situación!

Pienso que vivo mi vida intentando hacer las cosas lo mejor posible, siendo una persona aceptable y medio decente, haciendo el menor daño a todos y a todo. Procuro no aferrarme a situaciones o personas de una forma egoista y miserable, pues pienso que hay actitudes que empobrecen y frustran y cuando al final de mis días haga recapitulación quiero permanecer serena, equilibrada y tranquila y hay sensaciones que tienen que ser muy dolorosas para llevarselas a la tumba.

No me gusta, aunque la he experimentado en algunas ocasiones, la sensación que llamo “cara de tonto”. Hay veces que la vida es tan dura que la luces de forma permanente, pero mientras te queda tiempo por lo menos tienes la esperanza de que otros sentimientos (aunque sea la “mala leche”) vengan a cambiarte el semblante. Algunos se llevarán (siempre se habla de terceras personas cuando se comenta algo malo) la “cara de tonto”, helada en el rostro, a la eternidad... Menos mal (parece mentira pero también después de la muerte hay esperanzas) que el tiempo se encargará de ponernos a todos una “carcajeante” sonrisa dibujada en el rostro... la que lucen al final todas las calaveras... ¡El que no se conforma es porque no quiere!...

Creo que aun tengo una oportunidad. Sería buena idea seguir las enseñanzas de Séneca y llegar a ser la mujer más poderosa al hacerme dueña de mi misma, sobreponiéndome a todas mis circunstancias. No dudo que con el tiempo y la abundante Pedagogía que la vida derrocha conmigo algún día levantaré mi pequeño imperio... pero si lo dudase, sería lo mismo, otro gran hombre ( Aristóteles) acudiría en mi auxilio para susurrarme al oido que la duda es el principio de la sabiduria ...

¡Qué sería de nosotras (pobres mujeres) sin ellos (grandes hombres)!


Almería, 15 de Noviembre de 2008
.

5 comentarios:

Malvís dijo...

Sabia cita, AMIGA.

Cierto es, que el amigo, como otro yo, como segundo ser, no es tan frecuente aunque cada día haya de diligenciarse alguno. Si no como íntimo, como aficionado, pues alguno quedará después para confidente, pasando por el acierto.

Y aún más, no hay grandes hombres, sino que lo hacen grandes mujeres que duermen con ellos.

P.D.: Ya tenemos los conejos. Ahora falta la invitación del que los cocine

CLEA dijo...

La evolución no tiene límites.

Sabes que vas evolucionando cuando te ries a carcajadas de aquel problema vano que en un tiempo pasado tanto te preocupaba.

Sabes que vas evolucionando cuando aquello que antes criticabas ahora lo vives y lo comprendes.

Sabes que vas evolucionando cuando ves que LOS pasos temblorosos que dabas en el vacío ahora los sigues dando sin que te importe caer.

Sabes?

PILARA dijo...

Hoy el despertador se ha parado a las 4:30, con lo que a las 8 de la mañana, hora y media más tarde de lo habitual, con la mente aturdida, sin saber casi ni quién era , ni dónde estaba, he saltado de la cama con el automático puesto y rápidamente he comenzado a funcionar pero sólo con el cuerpo porque la mente parece que se me ha parado con el reloj y aún sigue amodorrada queriendo continuar el sueño que le han interumpido con tanto sobresalto.

No sé si hoy estaría muy preparada para eso de la evolución, menos mal que me han dicho que la mayoría de las veces ella (la evolución) también coloca el piloto automático.

Besos a todos.

P.D.Sí habría que ir cocinándolos(me refiero a los conejos) pues me han dicho que se reproducen a la velocidad del sonido.

Detrasdetusombra dijo...

Según me acabo de informar "las Tres Gracias se llamaban Eufrosine, Talía y Anglae y eran hijas de Zeus y Eurymone. Siempre aparecen desnudas ya que la belleza no necesita cubrirse. Son las representaciones de la afabilidad, la simpatía y la delicadeza". Esto me recuerda a la autora del texto,una gheisa, a quien conozco muuuuuy ligeramente. Muy bonito el texto y muy bien elegido el dibujo.

Un admirador secreto (Me voy que tengo que seguir lavando los platos). Saludos a mi señora, a Malvis y a Clea.

pallaferro dijo...

Esto de poner "cara de tonto" creo que la he visto en algun sitio...

Pero no recuerdo en qué espejo!


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.