hola! bienvenidos

jueves, 20 de enero de 2011

Plegaria a las musas

.

Tan en blanco estoy como este papel que se presenta ante mí. Así se encuentra mi mente. Miro este folio y veo, apenas, unas letras, pero tan vacías y negras como mi alma. Será el invierno este que nos vacía, que nos agota con su querencia, con su paso lento como sin querer pasar, con sus fríos que nos hacen envolvernos en capas impenetrables y nos hace opacos, inertes, fríos, calculadores y faltos de espontaneidad; nos congela la sangre y nos hace dormitar como osos en su hibernación soñando con la primavera ya cercana.

.

Miro de nuevo el folio. Aun está tan blanco que no dice nada y me pregunto: ¡pero entonces !¿que leches estoy haciendo?. Garabatos y signos y uno tras otro que no dicen nada. Y mi mente sigue tan en blanco como en un principio.

.

Quisiera decir tantas cosas, siento tantas cosas... Y estos garabatos y signos no se alían conmigo en este espacio blanco que se me brinda para expresar mis amarguras y tristezas y llenarlo de lágrimas, de alegrías de buenos momentos, de carcajadas, de emociones, de aventuras. Llenarlo de vida, de cuentos y juegos, de música....

.

¿Pero que le pasa a estos signos que no dicen nada?. ¿Debo conjurarles en una noche de luna llena?. Pero para esta noche tan oscura, tal vez no sea suficiente un sólo folio blanco. O tal vez estos signos no sean lo suficientemente negros.

.

La confusión vuelve a mí. Blanco, negro, negro, blanco...: ¡gris¡

.

.

¿Porqué no inventaron un poco materia gris para mi?



Por Esca

7 comentarios:

KALMA dijo...

Buenos días Malvís y por alusiones a Esca, cuando leía la entrada... Me ha venido a la cabeza la letra de una canción de Extremoduro, que guste o no, el Robe tiene unas letras profundas y si imagináis que la canto, jajaja: "Por fin lo encontré, este es mí papel ¡No hay nada escrito, no hay nada escrito, deja que llegue la primavera...".
Y este enero, a mí también se me está haciendo pesado, lo mismo es que nos tenemos que adaptar a nuestro nuevo horóscopo.
Un folio en blanco, puede ser una página de nuestra vida, puede ser nuestra esencia.
Un beso (a los 2)

Malvís dijo...

Y puede que no le falte razón a Kalma que, como bruja, acierta a ver en esa hoja en blanco cada página de cada día nuestro que, en forma irremediable, siempre acaba por ser escrita con nuestra vivencia, nuestros anhelos, ilusiones e incluso frustaciones, amigo Eca.

No ha de preocuparnos que cada día amanezcamos ante una hoja en blanco, porque siempre acabará por ser escrita, hasta aquel día en que aparezca la hoja roja; esa que, como en los libretes del papel de fumar, anuncia que quedan pocas blancas.

Un abrazo

Baruk dijo...

Me gusta la alegoría de que cada amanecer es una hoja blanca de papel preparada para ser escrita.

Asi que cada anochecer voy a preparar bien un pincel para no quedarme al dia siguiente sin tinta!! :)

Un abrazo a tutis

**

Fendetestas dijo...

Amigo Esca, a las musas hay que echarles de comer todos los días, como al resto de seres "vivos". Ya es un logro si te pones a escribir algo en una hoja blanca y sale legible: no te preocupes la inspiración casi siempre te pilla trabajando, viene cuando ella quiere, como los gatos y hace lo que le apetece a ella, aunque parezca que te hace el gusto a ti (ahora diría "como la esposa" pero no me atrevo por si las musas vienen con el típico rodillo de amasar). No te preocupes, con el frío se encoge todo (digo todo) hasta la ideas, al menos las buenas. Saludos y un abrazo

Esca dijo...

Vuelvo a pasar una página mas en blanco ,y paso nueva página mas en blanco por estrenar,y otra noche oscura mas de invierno donde recapitular,
hermoso libro de páginas en blanco
para un índice tan soñador
capítulos y capítulos simplemente llenos de esperanza,
cápitulos y capitulos donde no siempre pasa algo
y si pasa algo no es nada
para como desde siempre en su ultima pagina tener un mismo. Fin

Alkaest dijo...

Suscribo al compadre Fendetestas, que ha estado "sembrao", -que es metáfora formal de "acierto muy inspirado"-, al comparar la inspiración con un gato, que hace su santa voluntad a tutiplén.
Los que tenemos el "vicio" de escribir, sabemos bien de ese "terror escénico" a la página en blanco. Ella es la Némesis de todo escritor.

Pero no hay que desanimarse, ni deprimirse, el invierno es muy bonito, con su frío, su lluvia, sus hielos y nieves, sus temporales, tormentas y ciclones... Luego viene la primavera, con sus vientos, su lluvia, sus temporales, tormentas y ciclones, más alguna florecilla revoloteada de abejitas. Y a otra cosa mariposa.
¡Como la vida misma!

Salud y fraternidad.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Para cada cosa su tiempo, y el tiempo como materia donde germinan las ideas. Todo llegará ...
Un abrazo.


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.