hola! bienvenidos

martes, 17 de mayo de 2011

Volveremos



A Rocamunda,
de un Amigo
..
..
.
.
..
..
.

.
.
Ella, sintió el llanto de su guitarra,
y rompió sus copas en la madrugada.

Lloraba monótona, sin cesar,
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.

Y era imposible callarla.

Lloraba por cosas lejanas.
Por cosas que ocurrieron
en la arena del Sur caliente;

Por una flecha sin blanco,
por una tarde sin mañana.

Por una guitarra sin guitarrista,
que dejó su corazón malherido
con seis cuerdas como espadas.

Pero llegó la primavera
y renació su esperanza.

Un disco metálico
arrancó sonidos al alba
y los recuerdos vividos
se convirtieron en ...
un paseo de gracia.

                                                                        
                                                              Imagen: Pintura de Patricia Muñoz

7 comentarios:

juancar347 dijo...

Un gran poema para una gran ilustración. Pintura y poesía, ¿alquien dá más?. Un abrazo

KALMA dijo...

¡Cómo la vida misma! Un beso.

Malvís dijo...

Con permiso...:http://www.youtube.com/watch?v=kHDiICpwZg4

Anónimo dijo...

Jaja!!! Me encanta... gracias! Y el cuadro de Leda y el cisne muy apropiado... un abrazo!!

Patacoja

Baruk dijo...

Debe ser emocionante aguardar el destino junto a acordes de guitarra.

Besos

*

Furacroyos dijo...

A mí que me gusta la guitarra, al final me vais a aficionar a la poesía. De vuelta del inframundo, en las galerías por las que suelo pulular, me encuentro con versos de alegre melancolía. Asomo por las arenas de ese "Sur caliente" arrastrado por el canto del cisne...

pallaferro dijo...

Siempre con la primavera renace la esperanza, y con el poema la alegria por vivirla.


Un abrazo


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.