hola! bienvenidos

lunes, 19 de enero de 2009

Donde los sueños prevalecen

.

.
.
.
.
Habita en un lugar lejano, una criatura que desapercibida por todo el mundo, comparte el mismo cielo y la misma tierra que los demás.
.
Diríamos que pertenece a esa clase seres a los que se les otorga la denominación de solitarios.
.
No es que desee prescindir de compañía alguna, sino que simplemente cuando pretende mostrarse tal cual es, se vuelve invisible.

No era sólo esa peculiaridad lo que caracterizaba a dicho ser, algo muy curioso le acontecía también con el habla, pues comunicándose de forma normal y entendible con cualquier otro que habitase ese lugar, siempre ocurría algo extraño cuando trataba de expresar lo que realmente siente. En unos instantes, el sonido que emitia se transforma en sonidos ininteligibles para los demás, palabras susurradas sin sentido que nunca consiguen formar una frase ni hacerse entender.

Condenado a vivir siempre bajo un disfraz y a comunicar sólo aquello que los demás aceptan oír, convive junto el resto de los habitantes y comparte el mismo anhelo que ellos, y que no es otro, que vivir la máxima expresión del sentir amor.

----

Normalmente, en ese lugar alejado, toda criatura respeta profundamente las antiguas tradiciones. Los antepasados, que en aquel entonces anhelaban lo mismo que sus descendientes, establecieron unas pautas fiables para conseguir ese ideal.

Más, una vez hubieron coronado este anhelo, el universo que los rodeaba cambió, se adaptó a la nueva graduación de la especie y produjo un movimiento en sus leyes recónditas, anulando la efectividad de esas normas que actualmente seguían siendo respetadas por los habitantes del lugar.

Así que, en esta remota zona, cuando una nube blanca asciende de oriente hacia mediodía y se deshace multiplicándose en miles de corpúsculos multicolores, todo el reino vibra de indignación. Es ofensivo que la nube muestre esa naturaleza sin pudor y todos los habitantes siguiendo un patrón, permanecen inmóviles y con los ojos cerrados hasta que la nube termina por desaparecer. Tras ello, ocupan varios centenares de espacios temporales en hablar sobre lo ocurrido y comentar lo irritante que llega a ser esa parte celeste que promueve tales agravios.

Otras veces, también les ofende la tierra, sobretodo en primavera, cuando se llena de bultitos de color añil y magenta.
-Cómo osa la tierra generar esa coloración?
-No sabe acaso que esos tonos ultrajan la paz interior?!!
Todo el mundo evita los caminos marcados con esos colores y transitan por los de bultitos naranjas o pardos que son los indicados para deambular.
.
... Y hay tantos y tantos preceptos que nacieron junto a las primeras criaturas y que perdieron la efectividad para estas últimas!!

Respetuosos con esas normas, todos los habitantes del reino, viven sin plantearse lo absurdo de esa devoción hacía ellas. Posiblemente si abrieran los ojos y vieran esa precipitación de tan intenso color, conocerían la belleza interna de la nube y la amarían, pues conocer es amar. Si pasearan por los caminos teñidos de añil o magenta, posiblemente notarían como vibra su interior, conocerían la inmensidad y belleza del alma y la amarían, pues conocer es amar.

Si entendieran que todo el absurdo donde creen basar sus cimientos les priva de sentir con intensidad, tendrían la oportunidad de conocerse a sí mismos, y conocer es amar.

------

Todo esto me contó este ser del que os hablaba, al final consiguió hacerse entender y así lo transcribo yo.
.
Fue curioso, sólo tuvo que pisar el lugar donde lo invisible se hace visible y donde el silencio es sonido, conoció el lugar donde sólo los sueños prevalecen, y al conocer ...
.

.



.
.
En el lugar, enero 2009
.
.

8 comentarios:

PILARA dijo...

Ese lugar me ha evocado otro que no ha mucho observé, en muy buena compaña,con motivo de un pequeño viaje que hicimos ,por gusto ( que es como mejor saben las cosas), a ampliar horizontes en el conocimiento y en los afectos.Eran unos extensos campos donde parecían brotar nubes,nosotros te puedo asegurar que los comptemplamos con los ojos bien abiertos y en pleno movimiento.

Un cariñoso abrazo.

Fendetestas dijo...

Parece que todos buscamos la utopía, una ciudad con ríos de leche y miel, donde todo el mundo es bueno y no existe el dolor, que es como el castigo de Dios por el pecado original (que no tiene nada de original, se repite todos los días, bueno, cada uno con la frecuencia que puede, la edad ya va pesando). Es curioso el recurso al disfraz para ser uno mismo, es lo que tiene este nuevo carnaval universal de internet; nos vestimos o travestimos con las ropas que nos gustan y tratamos de saltar las normas. Tu texto es interesante, quizás pertenece al reino de las nubes, a los relatos del aire; realmente el aire es lo único imprescindible para vivir. No aguantamos sin él más de 2 ó 3 minutos y sin embargo es invisible a nuestros ojos, como todo lo que realmente tiene valor.Saludos.

Alkaest dijo...

Hace unos días, tuve un curioso sueño. ¿Pero, acaso no lo son todos?
El asunto era, que dentro del sueño yo estaba durmiendo en mi cama. Me levantaba y descubría que sobre la campana de la chimenea, encalada, había unas letras sobre dibujos lineales de fondo. Todo perfectamente trazado, de mediano tamaño, con letra como de imprenta. Pero, entonces, recordaba que lo había hecho yo, en estado sonámbulo.
A partir de ahí, todo el empeño de mi sueño era averiguar como había sido yo capaz de dibujar algo tan perfecto, yo que tengo una letra infame, desde chiquito.
O sea, en el sueño me importaba un pito el hecho de haberme levantado sonámbulo, me importaba un comino haber escrito sobre la chimenea, y me importaba otro pito lo que decía aquella escritura. Lo importante era, indagar como es que yo tenía esa capacidad para escribir letras tan estéticas.
No se lo que diría Freud, seguro que algún disparate, pero creo que ese sueño dentro del sueño, esa capacidad de "hacer imposibles", se parece un poco a la vida real.
Soñamos despiertos, el mundo que nos gustaría, y si, por "casualidad", nos topamos con alguna faceta que se hace realidad, las más de las veces, en lugar de "leer" lo que allí dice, de disfrutarlo, nos perdemos en disquisiciones sobre por qué, y como, fuimos capaces de llegar a eso y no llegamos a lo otro, y como podríamos llegar a lo de más allá...
Deberíamos, dejarnos llevar más por la sorpresa, la alegría creativa, y menos por la racionalidad. Deberíamos, ser capaces de quitarnos los disfraces vitales, aceptar la vida "a pelo".

Salud y fraternidad.

carmina dijo...

Nuestros caminos, los disfrazamos de maravillosos colores,porque es la única forma que tenemos para recorrerlos, con alegría.
Loa grises nos muestran la vida real y esta, así, no es tan bonita.
Besos Carmina.

Baruk dijo...

Hay sueños que se sueñan dormidos y otros que se sueñan despiertos. Esta historia pertenece a los muy despiertos.

Es muy desolador, el pensar que tan sólo con nacer en otra época o en otra civilización, muchas cosas que ahora nos están absurdamente prohibidas, nos estarían naturalmente permitidas.

Quizá podriamos mirar esa nube sin ser tachados de indecorosos ni sufrir consecuencias por ello.

Que tontos somos!... prisioneros de nuestra propia "humanidad".


Bzitos

Pilara dijo...

El imaginarme en tiempos pretéritos me pone la "piel de gallina".
Piensa que gracias a vivir en esta época tenemos acceso a gran cantidad de información, conocimiento, libertades...Yo, mujer, creo que sólo unos pocos años antes era todo más difícil para nosotras. Siempre hay algo que se puede mejorar a nivel general y lo que siempre intento, a nivel personal, es no ser yo la que me coarte y limite a la hora de sentirme bien y a gusto conmigo misma.

Queridísima Baruk, el pensamiento positivo siempre te hace ser más feliz.

Un fuerte abrazo.

la máscara dijo...

Y es que, la máscara, en la cultura popular, siempre ha expresado la alegre relatividad y la negación de la identidad y del sentido único; la negación de la autoidentificación y coincidencia consigo mismo.

La máscara es una expresión de las transferencias, de la metamorfosis, de la violación de las fronteras naturales; encarna el principio del juego de la vida estableciendo una relación entre la realidad y la imagen individual.

Anónimo dijo...

Cuando el sabio señala la nube, el necio se fija en el dedo

Un saludo


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.