hola! bienvenidos

viernes, 19 de septiembre de 2008

El café del Ave Fénix

. (Un corto solo también es vida)


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
En la vida todo vale,
la piel se va encuerando,
incluso hasta las lentejas
ya nos acaban gustando.
Recordando a tu tocayo,
el repudiado Machado,
“toito es hasta acostumbrarse,
cariño le toma el preso
a las rejas de la cárcel”.

Que la jaula sea de oro
no la hace menos jaula.
Vuela libre la paloma,
pero con miedo en el cuerpo.
Que no tema los peligros
sólo conozco algún muerto.

El reloj cierra la herida,
la cose con sus saetas.
Como dicen los profetas
que adivinan intenciones,
el tiempo cura el jamón,
contri más los corazones.

La salud que no te inquiete,
nada tienes que te duele,
(lo del ojo no se mete)
además, como se sabe,
bicho malo nunca muere.

La vacuna de la lady,
con aguja de burberrys,
te ha dejado una burbuja
que te inflama la epidermis.
No te rasques que es peor,
date mejor un masaje.
(Una cremilla infantil
te pondrá en mejor paraje).

La medicina que tomas
en vaso gordo y con hielo
conserva bien los tejidos,
también sana y desinfecta.
Es lo mejor en vez de
( yo me refiero a la siesta).

Del comer tú no te apures,
no te faltan los reaños.
En estos tiempos de crisis,
de divorcios, desengaños,
andan las aguas revueltas,
y aún los topos letrados
pescan besugos a espuertas.

De todas formas, conoces,
ya sabes que no te engaño,
si de pan hoy tienes gana
un buen amigo es apaño;
siempre tendrás en mi casa
el pan duro de mañana.

Al amigo se da todo,
ya lo dijo Romanones,
si no hay pan, tortas son buenas,
y mejor de chicharrones.
En situación de emergencia,
de famelia verdadera,
(sea de carne o de lo otro)
al igual que en la batalla,
todo agujero es trinchera.

Toda se pasa la vida
entre un dulce tunel de entrada
y otro negro de salida.
Al asomar la cabeza,
lloroncillo y temblorón,
ya te seduce una teta.
Luego todo se hace igual,
siempre queriendo volver
al origen de este mal.

Corres la vida deprisa,
hasta llegar al otoño,
revolcón y voltereta,
mucho curro y poco (rima),
y al final de la carrera,
siguen los vivos de embrollo,
y a nosotros nuestro hoyo.

No hay peor vida que la buena,
la costumbre a la molicie,
a la barbarie de Visa,
a la familia en la mesa.
Si llega a llegar la ocasión
de recomponer la choza,
de hacer traslado o mudanza,
bien por dentro o bien por fuera,
si tu vida era un palacio
y ahora es una llanura,
(¿los cielos no se equivocan?),
dale gracias al creador,
según la fé nunca yerra,
por hacer la vida dura
y al hombre más que a la piedra.


¡La madre que lo parió!
.
Almería, 15/09/2008

5 comentarios:

pallaferro dijo...

Se te da bien Fendetestas
hacer de la vida un poema
y hasta en censura aplicas
alguna que otra (rima)

!Coño!

laqueduermeconpedro dijo...

Lo "poco" de cada cual
no lo sé muy bien,
por cierto.
En este mundo loco
hay que estar muy "avispao";
unos echan a faltar coco
y otros muchos algún "pescao".

Malvís dijo...

Razón llevas, hermana
que aunque "Avispado" mató a Manolete,
otro Manuel en su panza
agradece tu buen guisete.
Pues, al fin y al cabo
el toro es toro, hasta el rabo

el toro dijo...

¡Vaya fraga más completa!
Dos poetas que son toros,
y ahora, que se me escapa,
tambien lo trova una vaca.

Lo del rabo no lo siento,
el dolor sufro en silencio,
estaba muy bueno, sí,
lo siento dentro de mí.
Dío pa comer con hartura
la colita del mihura.

Hasta la próxima,
que de ésta no me es-capado.
Muuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!!!

FENDETESTAS dijo...

¡Carallo, vaya fraga!
Aquí todo el mundo es poeta,
tenga rabo o tenga teta
(lo digo sin desmesuras, por la vaca y los mihuras).

Si tu mujer te dice que te tires por un tajo, pídele a Dios que sea bajo.

El abajo firmante


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.