hola! bienvenidos

jueves, 19 de agosto de 2010

Y mañana ... ¡lunes!

-
Una tarde perfecta para meditar o deprimirse. Es domingo de un cualquier día del año. El cielo está nublado y aún las bocatejas lloran transparencias del reciente chaparrón que, como si de un calmante se tratara, me deja relajado. Bueno, puede ser que el culpable de mi relajación sea la siesta que me he echado, pero me siento relativamente bien.

Me acompañan esta tarde, junto a esta ventana del mundo, Verdi con su Carusso. Magistral. También, las composiciones de Ennio Morricone para la película La Misión, Your Love, y alguna otra como la de Memorias de África. ¡Qué llamada tiene África¡: nuestro origen, lo más básico, vivir. Apenas en un viaje pude sentirla, pero me fascinan esas imágenes vividas durante escasos días; esa naturaleza tan "natural", como si el tiempo no transcurriera; donde las necesidades te hacen vivir, intensamente, una vida tan diferente a esta que llevamos.

Vuelvo de un cumpleaños. Sesenta años cumplió un primo mío. Miré atrás por un momento. Es difícil mirar atrás cuando no los has cumplido aún, pero noto que me quedan pocos y aprovecho el momento para analizar la vida de mi primo. Y noto que hemos perdido el tiempo en crearnos un futuro que nunca llega. ¡Es tan complicado¡.

Con sus años recién cumplidos, seguirá preparándose "su" futuro hasta dios sabe cuándo. Y el futuro, tal vez lo tenga preparado hace tiempo y no se haya dado cuenta. Al igual que cada uno de nosotros. Pero él seguirá, al igual que todos y cada uno de nosotros, rodeándose de cosas, muchas cosas, y pocas vivencias, muy pocas.

Siento que desperdiciamos algo único, nuestro tiempo. Ese tiempo que no es igual para ti que para mí y que, aunque un día dure veinticuatro horas, no recordaremos ninguna, pues ninguna nos merece la pena de ser recordada. ¡Qué insatisfacción tan dolorosa, qué desengaño tan cruel, qué búsqueda tan innecesaria¡. Al final, apenas unos buenos recuerdos conseguidos con mucho esfuerzo....
.
Hoy es domingo de un cualquier día del año. Mañana... será lunes.








Por Esca

8 comentarios:

Malvís dijo...

La ventaja de deprimirse un domingo es que las armerías y las droguerías están cerradas. Los lunes, la furgoneta te hace recordar que una fracción de segundo es todo el tiempo que tarda el corazón en olvidar la música y acostumbrase al ruido de hojas muertas que desprende el recuerdo cuando avanza.

Un abrazo, Esca

Pilara dijo...

Sí Esca, mañana será lunes y cada uno de nosotros seguirá imponiéndose su asumida escala de valores que a los ajenos siempre nos parecerá manifiestamente mejorable y seguramente no nos proporcionará muchas satisfacciones sólo las justas para así ir sobreviviendo y que cualquier día, casi sin pensar, te salgan al encuentro personas como tú con las que vivir momentos inolvidables que te hagan volver a lo que te "encadena" con ánimos renovados y más fe en el ser humano.
Espero que el recuerdo de estos buenos momentos permanezca fresco en nuestra memoria creando en nosotros la agradable sensación de que la esperanza de disfrutar una vida mejor es posible.

Os esperamos por el sur. Hay que acumular buenos ratos que te hagan sonreir en las tardes de depresión dominical...
¡Qué bien se estaba, sentados al fresco, en las bodegas de Fuentidueña!

Un fuerte abrazo.

Baruk dijo...

Quizá Esca, eso que insinuas es un grave problema del ser humano, desperdiciamos el tiempo en chorradas y supongo que por eso hay tanta insatisfacción.

Todo tiempo que pasamos sin disfrutar del afecto con los demás es tiempo perdido.

Abrazines

Pilar Moreno Wallace dijo...

Cuánta añoranza al tiempo siento en estas palabras. Pero aunque el tiempo sea diferente para cada uno, todos tenemos de esas horas, días, y quizás años que recordaremos con unsentimiento de nostalgia que -en ocasiones- puede dar una sensación de pérdida. En realidad ese tiempo pasado ha cooperado a que ahora seamos lo que estamos siendo; o quizás me equivoco? No sé ...

juancar347 dijo...

Creo que eso es lo malo que nos encontramos en la jaula en la que vivimos: que siempre hay un lunes. Y una añoranza de un fin de semana, de un vuelo, de unas horas de libertad...Profundo tú, Esca. Era este el momento de comentar, pues el lunes ya se acerca y uno vuelve (¡qué remedio!) a la jaula donde ha de dejarse diariamente las alas para seguir...¿viviendo?. Un abrazo

Esca dijo...

COMPAÑERAS DE DESTINO

Tan decrepita una como la desnudez de otra
sus almas se las llevo´ el diablo del tiempo
ese que llego´,que esta´,que se fue´
como si de la santísima trinidad se tratara,
ese amigo infiel,amigo de nadie,enemigo de todos
ese que no perdona
el que a todos nos pone en su lugar
al que a todos nos falta y nadie le sobra
¡¡ y es que llega tan deprisa y sin avisar !!
viene de tan lejos como el viento
y es tan cercano como nuestro aliento
apropiandose de cada uno de nosotros
exiguiendonos nuestros momentos a su antojo
como un dios omnipotente
los buenos pasan con la rapidez de un rayo
los amargos con la lentitud de una agonía
otros,los mas crueles,tan eternos como tu
¿Tienes algo bueno,tiempo que todo lo curas?

Esca._ Dia 30 de Agosto del año 2010

Baruk dijo...

He recordado tras este último poema tuyo, Esca, una leyenda que irónicamente estaba escrita en un reloj de sol sobre las horas que progresivamente iba marcando, decía:

"Todas hieren, pero la última mata"

En el tema del espeluznante devenir del tiempo, nunca sabes si es mejor reir o llorar.

Besines varios

arte&ana dijo...

pues os diré que yo estoy aprovechando, disfrutando , aprendiendo,descubriendo TANTO con vuestros comentarios que ya deberíais sentiros satisfechos por varios lunes....Ya sois importantes para alguien más: una admiradora de vuestra capacidad de trasmitir. ¿que bien lo haceis! Besiños, Ana Sastre


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.