hola! bienvenidos

domingo, 6 de febrero de 2011

La olla del oro

. ...
Estamos a principios de los 70 en pleno pirineo leridano, la tarde es fría y varios hippies rodean el hogar donde crepitan unos troncos.
-Si no viene Ricky estamos jodidos- afirma uno.
-Tranquilos, si ha dicho hoy, es hoy. Además sólo son las 6.- replica otro.
Alumbran la estancia dos velas a medio consumir.
-Ni velas nos quedan...-
-Ya te he dicho que tranquilo, vendrá, no puede tardar.

Los hippies viven sin electricidad ni agua corriente, las casas son grandes y el invierno muy duro.
No van al bosque por leña, antes queman las grandes vigas de roble y muebles abandonados. El pueblo lleva más de una década vacio, y las casas van dejándose caer de la cresta al barranco poco a poco, una hoy, otra mañana.

Ricky es el único adinerado del grupo, el resto son de clase media-baja, de padres trabajadores que no comprenden qué les pasa a sus hijos. Llevan 2 días que tan sólo fuman marihuana, no tienen ya comida ni otra bebida que la que da la fuente.
-Ni café no tenemos...
-¿Te quiere callar?, ya te he dicho que vendrá fijo, ¿vale?.
-Ya lo sé, que yo sólo digo...
-No haces más que quejarte, ¿nos ha fallado alguna vez?, pues ya está.

Tampoco tienen animales, dan demasiado trabajo, es mejor bajar de vez en cuando a comprar a la capital, pasando primero por casa de los papis.
-¿Estás bien hijo?, ¿No te falta de nada?...
-Que sí mamá...no mamá...
-¿De verdád?
-Que síííí...

La secta que integra al grupo es de carácter cristiano, por eso ayunan a veces, coincidiendo con las visitas principalmente, que siempre acostumbran a traer alguna cosa porque ya saben lo que hay.

Los domingos no trabajan, guardando un día de descanso semanal, aunque para algunos todos lo son, a tenor de la vida que llevan.

La menor del grupo dice: -¡Callad!, creo que ya llega.

Todos tratan de aguzar el oído y se escucha débilmente el sonido de un motor.
Un dos caballos aparca en la plaza, es Ricky.
-Hola gente, ¿Que tal estais?...
-Bien ¿y tú?, ¿traes velas?.
-He traído de todo...

Mientras unos llenan la despensa, otros encienden más velas iluminando toda la estancia, cuyas paredes cubren posters de colores sicodélicos.
-¿Como te va por la "uni"?.
-Bien- dice Ricky - mis viejos no quieren que lo deje, ¿y vosotros?, ¿habeis encontrado algo?.
-No, de momento no...

Aroa y Ricky aún están en la cama, y hablan bajo la atenta mirada del Che.
-¿Tú crees que existe?.
-Claro que sí, la vieja no me engañó, falta encontrarla.
-¿Y si sólo es una leyenda?, ¿y si la vieja desvariaba?.
-No lo creo. Falta saber en qué casa está.
-¿Y si estaba en una de las que se han caído y está bajo las ruinas?, quizá nunca la encontremos.
-Es una posibilidad, pero sólo es una. ¿Y Paco?.
-En el taller estará...

Paco pasa muchas horas en su taller, ha hecho acopio de materiales y ahora trabaja el metal produciendo pendientes, colgantes y pulseras que espera vender en el mercado.
-Si tuviesemos luz podría hacer más cosas, pero es que sin maquinaria...
-Ya...¿Has hecho mucho o que?.
-Ya lo creo, más de doscientas piezas entre todo éste último mes. Viernes bajamos al mercado. -¿Es que nadie va hacer de comer?-exclama Aroa.
-Nosotros ya hemos ido por leña...
-Ya os vale...

Mientras Paco vende su producción en el mercado el resto van a misa, cuando vuelven lo encuentran acompañado de una jaula con 4 gallinas.
-Mirad qué he comprado, lo he vendido casi todo...
-¿Has comprado por tu cuenta?, ¿sin consultar al grupo?.
-Son gallinas ponedoras, nos darán huevos...y por tanto pollitos.
-Las ganancias deben ir a un fondo común y luego el grupo decide.
-Pero yo lo he hecho por el bien del grupo...
-Ya... ¿Te ha sobrado algo?.
-Cien pesetas, pero es que he de comprar material para el taller...
-Ya se lo pedirás a tus viejos cuando bajemos.

Aroa ha trasladado su colchón junto al gallinero, quiere impedir que la zorra lo visite.
-Tendrás que acostarte a la misma hora que ellas... Ja, ja, ja.
-Estais flipados tíos...

Paco, Ricky y Aroa pasean por el pueblo de calle única en dirección a su extremo, por donde se baja a las huertas abandonadas.
-¿Habeis buscado bien?.
-Ya lo creo, golpeamos con un palo las paredes por si oíamos sonido a hueco pero como si nada...
El gallinero ha crecido en número y producción, Aroa estudia vender sus huevos, bueno, los del grupo, en el mercado.
-Viernes vamos a ir a vender.
-¿Como?, ¿quién va a llevaros?.
-Vamos a pedirles el borrico a los de Castellnou, a ver si nos lo dejan...
-¿A pie?, tendreis que salir de noche y a diez bajo cero.
-¿Y?, habrá que comer ¿no?... Que por cierto...¿Alguien ha preparado desayuno?.
-Es que hoy ayunamos.
Aroa pone pan a tostar en el fuego.
-Tía ¿vas a romper el ayuno?.
-...me ha bajado la regla
..
La venta ha sido excelente, y a pesar del madrugón, Paco y Aroa vuelven contentos con el burro cargado. La nevada es espectacular y han de retornar sobre sus pasos al poco rato.
-Así es imposible volver, menos con el animal cargado.
-Voy a llamar a los de Castellnou y que les avisen que no podemos subir de momento.
-Esto arrecia, hemos de pasar la noche aquí.

Un pastor los acoje en el mismo establo que al burro, nada más puede ofrecerles, pues vive solo y su casa tiene una única alcoba. Entre las mantas Paco y Aroa hablan en voz baja.
-¿Que harías si la encontráramos?.
-¿Lo que?.
-La tinaja.
-No es una tinaja, es una olla.
-Lo que sea, lo mismo da...
-No sé, arreglar la casa un poco y poner un baño más decente, y también la cocina y el gallinero... -Oye, ¿cuando nos ponen la luz?.
-Ésta semana creo que era...

Por la mañana hay medio metro de nieve, el pastor les llama a desayunar.
-¿Y no se siente usted muy solo?.
-A veces, pero entonces bajo al café, además tengo éste transistor, leña, comida...¿que más puedo desear?, mi vida son mis animales...
-¿No tiene hijos?.
-Viven en la capital, ya hace años que marcharon
-Para que veas cómo manipula el sistema... Ten hijos para esto.
.
Ricky los ha encontrado junto al pastor arrimados al hogar.
-Hola ¿como habeis pasado las dos noches?.
-Bien, hemos dormido en el establo, ¿como has conseguido llegar?.
-Vine tras la quitanieves, mejor imposible. Los operarios del tendido eléctrico están refugiados en nuestra casa, me lo han dicho los de la compañía, van a llevar una máquina para limpiar la pista y rescatarlos, creo que podremos subir tras éllos.
-Excelente, ¿y cuando va a ser eso?.
-Después de comer me han dicho.

Los operarios del tendido eléctrico se calientan junto al hogar esperando su rescate.
Los hippies ayunan por lo que pueda pasar.
-¿Llevais mucho aquí?.
-Pronto hará un año.
-¿Y de que vivís?,
-Somos artesanos y cultivamos la tierra.
-Ah...
....................*********
-¡Os recuerdo que se acordó respetarla!.
-Pero Ricky...no te enfades...
-De la iglesia no se toca nada se dijo, ¿quien no tiene claro esto?.
-No teníamos leña...y entonces...
-Era un mueble antiguo, ¿os dais cuenta que tenía más de cien años?.
-Pues lo que yo decía, un mueble viejo, tampoco hay para tanto.
-Hay una cosa que se llama leñera y se llena en verano, a ver si así os entra de una vez.
-Bueno, al menos ya tenemos luz
......................... ********
-Me han dicho que puede haber hongos psicoactivos en el monte.
-¿Tu los conoces?.
-Los he visto y los reconocería si los viese, ¿Vienes a ver si encontramos?.
-Vale, ¿quienes vamos?.
-Vamos con Aroa los tres.
La primavera ha sido propicia a los hongos y pronto encuentran ejemplares comestibles.
-Estos se pueden poner en conserva y llenamos la despensa, aquí se puede cargar.
Mientras van cortando las setas Ricky reflexiona:- Ya tenemos luz, podremos alimentar y usar máquinas, esto será un avance para la comunidad.
-Falta la olla...-replica Aroa.
-Sin élla también saldremos adelante.
-Ya, pero sería bonito arreglar la casa, la huerta, que nos pusieran el agua...
-Ya tengo la cesta a tope, podemos ir bajando ya ¿no?.
-Sí, vamos.
.
Aroa y Paco recorren una de las casas abandonadas a la rebusca de materiales aprovechables.
-Mira bien cómo vivían, que es así como habremos de vivir nosotros.
-No me jodas Paco, nosotros tenemos la luz y pronto agua corriente.
-Las comodidades no nos harán más resistentes a la soledad de éste lugar y al desánimo. El problema está aquí dentro-dijo Paco señalándose la cabeza.
-Si tú lo dices... Mira, aquí todavía hay ropa, hay que llevársela.
-Con los aros de metal de las botas y plástico podríamos construir un invernadero y semillero. Bajamos a la bodega y nos llevamos las más grandes.
-Vale.
............................*********
-¡¿Pero es que estais alienados o que?!.
-Pero Ricky no te enfades, ha sido un regalo de los padres de Pablo, no nos ha costado nada.
-Precisamente es la televisión el principal medio que utiliza el sistema con sus borregos,¿o es que no os dais cuenta?.
-Que se vote pues...¿ves?, mayoría...
-Muy bien, mi opinión ya la conoceis. Hágase lo que dice la mayoría...
Amargo día para Ricky, que se lamenta a Aroa mientras ésta teje y los demás miran el fútbol en el salón.
-Esto no va así, se habló de una comunidad alejada del sistema, y estos como sus padres, pegados al televisor...
-¿Que te parece el tapiz?.
-Muy bonito. ¿No me dices nada?.
-Ya lo sabes, yo no he venido aquí para hacer la vida de mi madre, ni tampoco la que me tenían preparada, yo he venido a vivir la mía, la que yo he escogido.
M
A última hora de la tarde está terminado el invernadero, y Paco y Aroa regresan a la casa.
-¿Alguien ha preparado cena?.
-Es que va a empezar el fútbol...
-Me poneis histérica, de verdad eh...
-Pero hermana, no te enojes, comeremos cualquier cosa...
-Ya...

*******+++++********************
Los hipies acuden tras el estruendo de cascotes que acompaña al derrumbe de dos casas, Paco y Aroa no aparecen y los llaman a gritos. Les contestan éstos desde una bodega excavada en la roca viva, que las ruinas han cubierto casi completamente.
-¿Estais bien?.
-Sí, nos cubren varias vigas, estamos en un agujero de la roca para que no nos caigan piedras.
-Vale, ahora empezaremos a sacar esto poco a poco.
La casualidad quiere que el rayo de luz que entra en la bodega, ilumine varias monedas de oro...
-¡Oh Dios mío!¡Paco!¿lo ves?.
-Vaya, vaya...
-¡Es la olla!, mira los pedazos...
-¡No te muevas de aquí!, se puede venir todo abajo, y no grites.
-Aquí hay una fortuna...
-Si volvemos a depender de la pasta estamos en las mismas...
-Pero Paco, ¿te das cuenta de lo que podremos hacer con esto?.
-Sí, volver a depender del sistema.
-No vamos a vivir como diga el sistema.
-Lo malo no es el sistema, lo malo es la dependencia, del sistema y de lo que sea. La independencia nos hace libres, independencia también de lo que nos gusta, cuya búsqueda nos convierte queramos o no en sus esclavos. Hay que saber "tener" y saber "dejar". La urgencia pervierte nuestro deseo, por eso cuando alcanzamos el objeto del mismo, siempre nos parece inferior a cómo lo imaginábamos.
-Seremos autosuficientes.
-Ser autosuficiente es algo más que hacerse el pan, es lograr que nadie te extorsione usando como llave tu necesidad, que nadie pueda doblegar tu voluntad a cambio de algo que precisas, volvemos a la idea de independencia otra vez...
-Teniendo dinero será más fácil, no me digas que no, todo se hará si todo lo compartimos.
-¿Y a ti quien te ha dicho que todos van a querer compartir?.

***+++++++++++**********************

-Tenemos la olla escondida Ricky.
-¿Que me dices?.
-Lo que oyes, estaba en la bodega de donde nos sacaron, está enterrada allí.
-¿No lo sabe nadie más?.
-No, sólo nosotros.
-¿Que hay? ¿monedas?.
-Hay monedas de oro y plata y joyas antiguas, valen seguro mucho dinero.
-¿Y porque no lo habeis dicho a los demás?.
-Queríamos saber qué piensas tú...
-Yo pienso que deberiámos continuar con la filosofía del grupo y ponerlo todo en un fondo común. -¿Y si alguien reclama su parte?, hablamos de bastante dinero...
-Si la reclama se la damos y en paz, pero debe abandonar el grupo, eso está claro.

*********************++****************

-Siempre quise tener un bar, con esto podré hacerlo. Así se despidió el primero que pidió su parte.
-Con esto mi padre puede ampliar el taller y darme un empleo. Así se despidió el segundo.
-Puedo comprar dos pisos y alquilarlos-dijo el tercero, y así fue mermando la comuna.

En medio año todos han hallado excusa para marcharse menos 4 que continuan viviendo en la casa.Hoy toca reunión.
-Los que no hemos vendido estamos de enhorabuena, un coleccionista le da a mi padre más dinero que en la primera tasación. Es buen momento para vender si sabemos jugar nuestras cartas...
-Tu padre ha sido muy generoso apoyando la comuna, pero nuestra tendencia y fin es la autosuficiencia.
-¿Y eso que tiene que ver con el dinero?, se podrá tener dinero y ser autosuficiente a la vez ¿no?.
-Siempre que el dinero se invierta en serlo para mí estará bien gastado.
-Bien yo había pensado en consolidar la producción avícola y artesana.
-..."consolidar la producción"...tú eres un capitalista.
-Yo soy un universitario, no te confundas, tronco. Debemos vender y comprar...
-Y dale, cuando seamos autosuficientes, no tendremos ese problema.
-Podemos alejarnos del sistema, esquivarlo, odiarlo, pero está ahí, no podemos ser una isla, desengañate. Lo que vamos a tratar es de cambiar nuestra relación con él. Ya hemos empezado a hacerlo, de momento vivimos aquí, esto es un remanso de paz en plena naturaleza, y en principio, no tenemos otra ocupación u obligación más que no sea buscar nuestro propio sustento. Pero no sólo de pan vive el hombre, no somos animales del monte, Paco, hazte cargo...
-No sé, se habló de vivir lejos de todo aquello... Éramos una comunidad, esto es un naufragio...
-Mira chaval, el trabajo que te tomará el cultivo de la tierra y la cría de animales para lograr la autosuficiencia, poco tiempo va a dejarte para disfrutar tu flamante maquinaria del taller, ¿o es que no te das cuenta?. Tú serás un esclavo y tu creatividad se irá al carajo. ¿Tu que dices Aroa?.
-Yo lo veo como tú, no podemos aislarnos del medio que nos rodea, aunque así fuese la idea inicial, lo cierto es que los pollos se venden muy bien y la bisutería también. Llegamos, vendemos y volvemos a nuestra vida, Paco, no está nada mal, no le hacemos el juego al sistema en absoluto si es que así lo crées.
-En fin, vosotros,¿que proponeis?.
-Placas solares en el techo, automatización del riego en la huerta, aumento de animales...
-Para, para...¿vais a llenar esto de tecnología?.
-¡Y dale!, Paco, no seas tan duro, se trata de comprar tiempo y autosuficiencia.
-¿Montando una instalación industrial?.
-No vamos a ser una industria, sólo vamos a aumentar un poco la producción y optimizarla.
-Vaya, al fin salió: el capitalismo puro y duro.
-De verdad, Paco, no seas tan negado...
-Haced lo que querais...no hace falta ni que votemos.
.
Epílogo.
. Han pasado diez largos años para la comuna.
Aroa hace de monitora durante el verano en unas colonias cercanas, de cuyo mantenimiento se ocupa durante el invierno, varios bungalows alquilados a los esquiadores le dan pingues beneficios. Ricky acabó la carrera de magisterio, coordina la comuna y da clases en un colegio cercano. Miguel y Manolo gestionan la casa rural que abrieron en el pueblo con la venta del tesoro, y Paco se ocupa de la animales y de la huerta. Es el único que todavía conserva varias monedas y una sortija, que guarda celosamente en su habitación, dentro de una olla de barro entre pared y pared.
.
.

7 comentarios:

Baruk dijo...

La imagen y el ambiente que describes sobre este grupito de jóvenes, es un sinónimo de ingenuidad pura y confianza ciega en la naturaleza del ser humano. Lástima que normalmente ese estado anímico dura poco.

Es bonito pensar que ese mundo utópico se sostuviera, pero la verdad es que...

Conocí hace años un grupo de personas que vivian en una masia abandonada y tal como tu explicas, se organizaban tareas y trabajo comunitario. No duraron muchos años, al final perdieron la aparente libertad para quedar atrapados en la inercia consumista que nos envuelve a todos.

Oye Rivi, me ha entretenido mucho tu relato!!

*

Malvís dijo...

Desde que ví la foto, te reconocí. Así que saca ya de una puñetera vez la olla que tienes escondida entre pared y pared y vamos a ¡ fundirla¡

Un abrazo, amigo

pallaferro dijo...

La busqueda del tesoro oculto es un sueño al alcance de todos, pero la gran mayoría de las veces en eso queda, en un sueño. Al menos, a tus hippies el sueño se les materializó. Luego ya es cuestión de cada uno saberlo aprovechar de la mejor manera o no.
En definitiva, un relato que nos invita a una interesante reflexión. Un abrazo

Fendetestas dijo...

Un relato estupendo y educativo. La "mitología" sobre los tesoros escondidos es muy amplia, desde los enterrados por los romanos o los "moros" a los tesoros de los piratas en las islas desiertas. La famosa olla del final del arco iris alimenta muchas barrigas insatisfechas con la comida diaria. Ahora los doblones de oro se esconden tras un boleto de la primitiva, aunque en realidad los verdaderos son la juventud y la amistad, "divinos tesoros". Todo lo que tiene precio no tiene demasiado valor.

Saludos a todas/os y un abrazo/a. (Ojo, que el Gobierno, loado sea, ha puesto a un sinfín de inspectores a vigilar las ofertas de trabajo y otros documentos, para verificar la igualdad...¡Que Dios/a nos pille confesados/as!)

RIVIERE dijo...

El relato está basado lamentablemente en hechos reales, faltaría analizar qué fue de los que se fueron, hoy día irreconocibles, de verdad, hay que verlos...
También faltaría ver cómo los miembros fundadores reaccionaron a la bonanza económica que les sobrevino, no siempre llevada con la decencia que el ser persona demanda.
Pero entonces ya sería más amargo el relato, pues describiría las vergonzosas situaciones que genera la autotraición en el ser humano.Gracias por comentar.

la guineu dijo...

La evolución de las ciudades en las últimas decadas ha sido determinante para olvidar nuestros ancestos. Antes cada uno guardabamos el dinero en una olla de barro, ahora lo hacemos todos juntos dentro de la olla del banco, y así nos va. Alimentamos a los fuertes para que sigan creciendo. Mientras tanto los pueblos van muriendo y el olvido se apodera de nuestro conocimeinto ancestral. Deberiamos hacer todos como esos hippies y recuperar el ser parte integrante de la naturaleza.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Un texto, una foto, una época ... Qué placer seguir esta historia. Gracias por compartirla.
abrazos


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.