hola! bienvenidos

sábado, 7 de noviembre de 2009

Nieve calida


.

.


Suave es la noche,
amiga y cómplice,
suaves tus manos, tu piel.

Como la nieve,
suavemente, sin prisa,
tus brazos me cubren.
.
Como la nieve, blancos,
tus pechos,
cálida, como un refugio,
tu piel.

Como la nieve, de algodón,
tus labios,
de cristal brillante, estrellas,
tus ojos.

Como la primavera,
entre los valles,
te busco.

Con ella, como la nieve,
me voy haciendo agua,
vida, mi vida,
para tu sed.
.


En el invierno te encuentro,
para fundirte,
bajo mis besos,
con mi calor.

13 comentarios:

pallaferro dijo...

Ostras, Fende !

Lo tuyo es, decididamente, la poesía ... y el agua.

Me has dejado cálidamente "helado" !!

Un abrazo.

juancar347 dijo...

Comparto la opinión de Pallaferro. Desde luego, Fende, con el agua me sorprendiste gratamente en las Merindades; y aunque no es la primera poesía tuya que leo, he de recorrer que cada vez te superas y me sorprendes más. ¡Como algún día dejes de hacerlo, te arreo una colleja! Un abrazo, Poeta

Baruk dijo...

Convertir el frio en algo calido... si es que no hay nada como estar inspiradillo!!


Abrazines


***

Loli Martinez dijo...

Sencillas y humildes palabras ,llenas de intensidad.
Para que la nieve sea cálida se necesita calor ,ternura ,pasión ....y complicidad.Felicidades.
Maravillosas fotografías.
Un beso .

Malvís dijo...

Nuestro Fende, se metarfosea. Bajo su impenitente bisera, el poeta se funde con el hombre friolero y en ese sentimiento intimo aspira a fundir la nieve con su enorme calidez humana. Pero aunque el invierno lo aletargue en el dulce sueño del sofa desahuciado ( "¡ Pedro, los platos ¿aun sin fegar?"), me consta que tiene aparcadas coplillas estivales escritas al sol de su terraza, secillamente...deliciosas.

Y bienvenida, paisana Loli. Ya ves que pequeño es nuestro universo. Aqui estamos, sin saber quienes somos, pero enarbolando la bandera de nuestro Indalo. Esperamos verte a menudo. Tambien por aqui.

Un beso tambien para ti.

Pilara dijo...

Sí, es bueno estar inspirado pero las musas te tienen que pillar trabajando. Así es que ya sabéis porqué nuestro amigo Fende está siempre tan afanado con su vajilla, además de que le encanta el contacto... ¡¡con el agua!!
Una poesía preciosa, con que sencillez calientas suavemente el hielo al fuego lento de la pasión.

Un besico muy cálido.

Malvís dijo...

Muy ingenioso, Pilara. Pero resulta que en este caso, la destinataria final del poema y la musa eres tú.

Y si es que hay que pillarlo "trabajando", ahora empiezo a maliciarme eso de que el pobre Fende siempre tenga que estar "fregando" platos.

Un besico

Pilar Moreno Wallace dijo...

La nieve, atrayente e inspiradora de sueños y poemas. Preciosa y tierna la foto. Un plazar leerte. Saludos desde Holanda, y muchas gracias por tu visita.

Alkaest dijo...

Siempre dije que no había que fiarse del Fende, que así, tan calladito, tan como que no está... y mira tú si está.

Sigue compadre, sigue, y que las musas te acompañen (bueno, al menos una de ellas...)

Salud y fraternidad.

FEDERICO GARCÍA LORCA dijo...

Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.

PLATÓN dijo...

Es que...

"Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta"

FEDERICO GARCÍA LORCA dijo...

Por eso...

"La poesía no quiere adeptos, quiere amantes."

Fendes Fenix dijo...

Hace tiempo alguien me dijo que para poder escribir hay que vivir. La vida es algo que no le faltó al autor de quien tomé prestado el título de este poema, Francis Scott Fitzgerald. Lo más interesante de la obra de un buen literato suele ser su propia vida, que a veces supera en mucho su imaginación, y que en mi caso se anima con vuestra compañía.

Gracias a todos por vuestros comentarios y por hacer más llevadera mi existencia, menos novelesca que la del amigo Francis. Hace frío hay afuera, pero aquí se está calentito, al calor del fuego de vuestras almas compañeras.

Un abrazo.


Publicación 2006
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.